REBAJAS: UN CRUJIENTE DEL SISTEMA DE LA MODA

Las primeras rebajas empezaron en estados Unidos, en los años 30. Con el fin de reactivar el comercio tras el crack del 29,   varias empresas estadounidenses se unieron y formaron la Federated Department Stores Inc. Era una forma de protegerse y ayudarse en un trabajo cooperativo. Entre algunas medidas que determinó esta federación, fue la de acordar que durante un número de días, ciertos productos tendrían unos precios especiales o se podrían comprar a plazos. La acogida entre los consumidores fue un éxito, vieron en esta propuesta una oportunidad para seguir consumiendo después de los gastos generados por Navidad. Por parte de los comerciantes era un modo fácil y rápido para dar salida a los restos de mercancía que se habían quedado almacenado. Así nacieron las rebajas, una estrategia comercial que ha ido arraigando en todo Occidente, y que con la globalización alcanza casi todos los puntos del planeta.

 

 

En España las rebajas llegaron con la postguerra, en los años 40, fueron Galerías Preciados y el Corte Inglés los dos centros comerciales que las pusieron en práctica. Las rebajas se convirtieron en un acontecimiento en el que no sólo se trataba de saldar los restos de stock, sino que también era un modo de establecer competencia entre los grandes almacenes para ver quién era capaz de tener las mejores ofertas.

 

 

El mundo ha dado muchas vueltas desde que empezaron las rebajas: la situación económica, los hábitos de consumo, el volumen de producción y distribución de productos son otros. Sin embargo las rebajas siguen en pie y sus periodos se han alargado muchísimo… ¿Sabías que en España hay más de 6 meses de rebajas? En algunos lugares las rebajas de invierno empiezan el 1 de enero y duran hasta la primera semana de abril, y las de verano comienzan el 20 de junio y acaban la primera semana se septiembre, con la campaña escolar. Acabo de consultar el calendario de rebajas del 2016 de todas las comunidades autónomas, y sólo me he encontrado 3 meses sin ningún día de rebaja: mayo, octubre, noviembre y diciembre…

Algo cruje en el sistema… o se produce demasiado y los comercios ya no saben cómo liquidarlo, o la gente no compra como antes y hay que ponérselo fácil. Pero ¿cómo se puede mantener tanto tiempo un producto a un precio rebajado? ¿No será que los precios establecidos serán muy por encima de su coste? Nunca sé qué pago de lo que realmente una prenda puede costar teniendo en cuenta todo su proceso. Me da la sensación de que muchos centros comerciales, aunque pueden aparentar una de las más lujosas tiendas de moda, no son más que esos mercadillos de pueblo lleno de ofertas de productos provenientes de los más variados orígenes…

 

 

No te digo que me vaya a perder estas rebajas. Pero creo que es urgente hacerme una reconsideración: pensar lo que me tengo que comprar, localizar algunas marcas y tiendas que me aseguren cierta transparencia en la producción y distribución de sus productos y leerme siempre las etiquetas antes de hacer mi elección de compra. No te digo que no es fácil, la seducción de diseños y de estilismos perfectamente estudiados, los precios tentadores, la falta de tiempo que exige un consumo alternativo etc. nos condicionan: estamos dentro del gran sistema.

MONTSERRAT MARTORELL

FashionFrame Project Manager

Fashion Frame Fundación Pineda
Consultoría de moda con fines educativos. Moda, Identidad y Consumo Responsable.
Share
This

Post a comment